lunes, 28 de noviembre de 2011

Basta ya de contaminación- Europa

Graphic elementLos hechos

Basta ya de contaminaciónYa sea industrial, agrícola o doméstica, la contaminación no ha dejado de degradar la calidad del agua en Europa. Dichos impactos comportan graves desequilibrios medioambientales en el seno de los ecosistemas y constituyen una amenaza directa para la salud pública.
A pesar de haberse registrado una disminución del empleo de pesticidas y de fertilizantes en la agricultura, su concentración no es menor en las aguas subterráneas, a causa del plazo a menudo muy largo de la infiltración de los contaminantes hasta las capas freáticas. Esta situación es tanto más preocupante cuanto que estas últimas constituyen la reserva de dos terceras partes de la población europea y su rehabilitación, en caso de graves daños, costaría décadas.
Asimismo, las aguas utilizadas de origen industrial o urbano contribuyen a las tasas excesivas de fosfatos o de otros compuestos orgánicos causantes de la eutrofización de las aguas superficiales. A pesar de las numerosas directivas europeas, que han permitido reducir la contaminación, su nivel es todavia demasiado elevado en numerosas zonas.
Lo mismo ocurre en el caso de las emisiones de NOx y de SO2 a la atmósfera, que originan lluvias ácidas que, a su vez, tienen consecuencias para la vida en el medio ambiente de agua dulce. A pesar de las normativas, en muchas regiones se sobrepasa el nivel crítico.



Graphic elementLas medidas

Basta ya de contaminaciónPara luchar contra la contaminación de las aguas es necesario un tratamiento de los efluentes agrícolas, industriales y domésticos, además de la reducción de los efectos perjudiciales existentes. El conjunto de Europa está preocupado por estos fenómenos y es a escala internacional que se pueden hallar respuestas al respecto. Las investigaciones transfronterizas, apoyadas por la Unión Europea, proporcionan a los distintos sectores responsables (legisladores, industriales, colectividades locales, organismos de sanidad públicos) los conocimientos y los instrumentos que les permiten hacer frente a dichas situaciones.
Estas investigaciones tienen en cuenta:

  • los mecanismos de contaminación, tanto en la fase de los sistemas de explotación que los producen como en los medios naturales;
  • la adquisición de las bases científicas necesarias para establecer normas y validar y armonizar los métodos de medición y de ensayo;
  • los métodos y tecnologías para el tratamiento del agua y la rehabilitación de los parajes contaminados;
  • las nuevas técnicas agrícolas que permiten prevenir o limitar la difusión de los residuos que emanan de pesticidas y fertilizantes en las capas acuíferas;
  • la comprensión de los factores y comportamientos socio-económicos de las distintas partes que intervienen en los sistemas de abastecimiento de agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada